The Killing Joke (Animated Movie)

Tuve la oportunidad de ver en el cine la adaptación de uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos a “la pantalla”. Esto fue gracias a una proyección especial el mismo día del estreno mundial.

Después de haber visto los trailers y leído algunos reviews, la adaptación de uno del grandioso cómic de Alan Moore y Brian Bolland era “cuestionable”, pero como hoy por hoy no es raro leer que todo es malo,  preferí mantener una “cautelosa preocupación”.

Lamentablemente, tras horas de haber visto la película, puedo decir que terminé con sentimientos encontrados y lamentablemente me hizo confirmar que el CÓMIC es fantástico en sí mismo y para bien o para mal, es muy complicado el traspasar la narrativa de Moore a otro formato exitósamente.

Killing_Joke_7

Los problemas de esta adaptación son básicamente que es una adaptación “complementada”. Por lo que incluye un considerable agregado al cómic con el fin de dar mayor trasfondo y peso al personaje de Batgirl, el que en el cómic original a pesar de ser trascendental para la trama, no interactúa de gran forma ni conocemos sus motivaciones o frustraciones. En el cómic original, Barbara Gordon cumple el papel de la hija del Comisionado y con esa faceta basta y sobra para el conflicto más importante, que es el planteamiento que hace el Joker a Batman en relación a que solo basta “Un mal día” para trastornar al mejor de los ciudadanos. Lamentablemente, en esta entrega el mensaje se mezcla en un cúmulo de inseguridades, búsqueda de asociaciones sentimentales y cuestionamientos de autoridad de Batgirl que aunque quizás puedan ser interesantes en otra obra, acá son claramente un anexo de aproximadamente treinta minutos con el fin de extender una adaptación del corto pero intenso cómic. El problema de esto es que más que no sea un aporte certero, además desvía la atención e importancia de por qué el Joker es quién cuestiona a Batman y por su parte, el mismo Caballero de la Noche quién busca cierta empatía con su más grande némesis.

Por otro lado, el estilo visual a pesar de ser una película “directa al Blu-Ray”, creo que está por debajo de lo esperado, sobretodo por todo lo que significa para los fanáticos de Batman. A pesar que hay escenas y secuencias muy bien logradas, en donde los encuadres, frases y nexos son fieles y bien resueltos en relación al cómic, no es impresionante. Se siente simple, deslavado y falto de intensidad.

Como conclusión, esta adaptación logra ser un buen homenaje a un muy buen cómic. La adaptación de la historia específica de The Killing Joke cumple lo suficiente como para no terminar indignado después de verla, sin embargo, me quedo con la sensación que hubiera disfrutado mucho más el haber leído el cómic otra vez.

Batman-The-Killing-Joke-Animated-Movie-Poster

 

Creed

Hace un tiempo atrás, cuando empecé a leer que Creed no era una secuela cualquiera de una franquicia gastada y repetida, tomé mi pascualina y anoté en un rincón. “Ver Creed”.  Hartas semanas después – por que se demoró ene en llegar – partí a verla. Dos horas después quedé más que satisfecho, la espera valió la pena y terminé con una mayor esperanza en el futuro del cine universal.

Qué pedazo de película es Creed. La historia, lo típico pero con un vuelco un poco más entretenido. El hijo no reconocido de Creed quiere brillar por mérito propio en el mundo del boxeo, por lo que acude a Rocky, la leyenda ya retirada para que lo ayude. Hasta ahí, lo mismo que Rocky V, que es nefasta y horrible. El tema es que aquí, no entra la tontera de que la fama, la industria ni nada. Esta película se mueve solo por el honor, el peso del pasado, la búsqueda personal y por sobretodo el cómo enfrentar paso a paso lo que venga. Un lema simple pero más que bien llevado. Los tres personajes principales, Rocky, Adonis Creed Johnson y su pareja Bianca a pesar de ser simples y con motivaciones bien sencillas, están muy bien tratados y dejan de lado la sensación de estereotipos idiotas.

Esta película se mueve por un tema de superación y garra, que deja de lado y casi como un complemento los rivales a vencer y cuáles son sus rollos. “Creed” sorprendentemente tiene muchos guiños pequeños a la saga que tanto me gusta y disfruté en el pasado, pero sin caer en lo melodramático y latero, más bien aterrizar todo lo fantástico que uno vió en el pasado y traerlo a los tiempos modernos, y también al cine moderno, las tomas y el seguimiento de las peleas es más cercano, intenso. Todo el trabajo de cámara te involucra mucho más tanto en la acción como en los conflictos de los personajes. Encontramos en Rocky a una persona cansada, con mucha sabiduría pero también desolado y sin esperanza en el futuro. Una faceta que es inteligente y hace que nuestro héroe de los 80s sea aún más querible y cercano.

creed2

Sin caer en spoilers innecesarios, me gustó mucho Creed. Y a pesar que Stallone se ha llevado muchas críticas positivas, nominaciones y premios incluso por interpretar a su querido “mejor amigo” como le llama, el gran mérito de lo fabuloso que llegó a ser esta película es en gran parte de Ryan Coogler. el director y escritor de esta refrescante nueva “Rocky” que rescata del pasado el romanticismo por el boxeo, la acción, Filadelfia y las historias sencillas de superación.

Como bonus. Ojo que Coogler es el director de Black Panther, una de las próximas entregas del Marvel Cinematic Universe. Desde ya la dejé anotada en otra hoja de mi pasculina para el futuro :P 

Firewatch

De la mano de Campo Santo, un equipo de desarrollo salido de Tell Tale Games, llega después de años de desarrollo Firewatch, un juego digital que me llamó la atención en primera instancia por su delicada estética, sin embargo,  después de haber disfrutado de su historia – que no dura más de 4 horas – puedo confirmar que no es solo un “juego bonito”. Hay mucho más en sumergirse como guardabosque de un bosque de Wyoming, la historia, los diálogos, la intensidad y por sobretodo la madurez del tratamiento de los conflictos de esos días de verano hacen que sea una gran e intensa aventura.

Con una introducción muy simple pero intensa, nos metemos en el personaje de Henry, un hombre de 40 años que después de unos problemas personales decide tomar un trabajo de verano en donde su único contacto con el mundo es una radio que comunica con Delilah,  su jefe y guía. Es esta relación la columna y base de nuestra aventura, desde conocer y compartir el ambiente, el trabajo y también las personalidades de ambos nos lleva guía paulatinamente a un adorable relación que enfrenta un fascinante e inesperado misterio que a lo largo de 70 días iremos desenvolviendo y saboreando.

Los diálogos y actitudes que uno elige a pesar que son del tipo “elige tu propia aventura” son todas viables y con respuestas consistentes, la dirección de arte es fabulosa, todo el lugar aunque no es gigantesco está creado y desarrollado con mucha atención al detalle y cuidado. Es imposible no parar y admirar los paisajes rojizos del atardecer, una fogata en medio de la noche o las vistas hacia un de árboles gigantescos que se pierden en el horizonte.

Un muy bonito e intenso viaje, donde solo puedo declarar que valoro el atrevimiento y entrega por llevarnos en un paseo donde además de lo hermoso del paisaje, son las situaciones inteligentes y profundas de personajes bien elaborados y humanos lo que me hace atesorar estas 4 horas por un buen tiempo.

Bonus track. El soundtrack es increíble tb! :P

Deadpool

Acabo de salir del estreno de la película de Deadpool, en una época donde el género de los superhéroes en el 7mo arte está más que saturado, complicado y hasta tedioso, salgo con una gran sonrisa de lo que a mi parecer es una redención del género. Es claro que la Fox no tiene el equipo, enganche ni “universo cinemático” que Disney con las franquicias de Marvel, pero valoro mucho su atrevimiento al lanzar una película con un Deadpool más cercano a lo que es su cómic en vez de apostar por un público más infantil.

Deadpool es desenfadado, violento, burdo y con un humor negro es lo que logra que los fanáticos lo sigan y respeten, y eso es tal cual lo que logra Ryan Reinolds con esta “nueva oportunidad”, no se me ocurre otra palabra más certera que “redención”. Después de Green Lantern o incluso la participación en Wolverine Origins, todo hacía ver que la Fox no tenía vuelta… sobretodo después del bodrio y catástrofe que resultó ser Fantastic Four. uff.

La película comienza gustando, las escenas de acción son claras y precisas, los efectos ayudan sin que todo se vea CGI, el ritmo y como se desenvuelve la historia de Wade es constante y graciosa. Es un gusto el poder pasar fácil 30 minutos seguidos surfeando risas, guiños y acción de la buena, esa que entretiene. Hace tiempo que no veía algo tan light, idiota y divertido. Lo más cercano a ello, es la genial Guardians of the Galaxy, y eso es bueno. Me gustaría empezar a desligarnos de grandes películas donde “todo converge”, o pequeñas historias que “influyen en un universo más grande”. Aquí aunque hay un guiño con X-Men, no hay nada épico, no existen actos que vayan a cambiar el universo y eso es a mi gusto, refrescante y fue todo un acierto que un personaje como Deadpool fuera el que se pudiera burlar de el estado del género de superhéroes. Un mérito que ya lo había hecho por años en los cómics, hoy siento que se traspasó al cine de una manera astuta sin aspirar a mucho más que entretener.

Mención aparte a Morena Baccarin que es un highlight por si mismo. Finalmente, el guiño post créditos casi me saca una lágrima de emoción al ver semejante guiño a una de las películas más icónicas de los ochentas.

Harryhausen

Hace poco en mi búsqueda de documentales – uno de mis géneros favoritos – me topé con una biografía llamada “Ray Harryhausen : Special Effects Titan” ( IMDB ) . Como fanático del cine y teniendo alguna idea de que este tipo era uno de los grandes comencé a ver qué onda el muchacho. Shame on me, ya que después de ver el documental y leer un poco más online, “Titan” es un título que casi le queda corto. Es una leyenda y casi milagro en el mundo del celuloide.

La lista de grandes personajes del séptimo arte influenciados por Harrihausen es eterna, fácilmente podría declararse como el padre de los efectos especiales y no creo que exista mucha oposición. Muchísimos de los referentes del cine son humildes admiradores de su trabajo. Entre Spielberg (ET) , Del Toro (Hellboy) , Cameron (Terminator), Jackson (Lord of the Rings) , Terry Gilliam (Brazil) , Joe Dante (Gremlins), Tim Burton (Bettlejuice) y muchos más son mega fan de la gran carrera de Ray entre los años 50’s hasta los mismísimos 80’s. Demás está decir que es la influencia directo de Henry Sellik (Nightmare Before Christmas), Nick Park (Wallace and Gromit) y Lasseter (Toy Story) de Pixar incluso, todos se declaran influenciados del trabajo y aporte que ha entregado al séptimo arte.

20141410-harryhausen-03

Todo comenzó gracias a King Kong, en los años 30 de la mano de Willis H O’Brien y su intención de llevar grandes criaturas al cine. Si Harryhausen fue el abuelo del cine de fantasía, O’Brien sería el tatarabuelo, y si no fuera por su atrevimiento y motivación con el gigantesco gorila, nada hubiera pasado. De la misma manera, que que obras como Mighty Joe Young (1949), It came from beneath the sea (1955) o Jason and the Argonauts (1963) empujó a la generación que hoy conocemos como pioneros a atreverse un poco más allá.

Su comienzo de la carrera fue con películas de destrucción de grandes ciudades, muy parecido a lo que hemos visto sobreexplotado en los útimos años. Pero sépalo bien, 50 años antes que los Avengers destruyeran Manhattan o Superman the Man of Steel hiciera pebre Metrópolis, Harryhausen con stop motion, cuadro a cuadro destruyó New York con un Gorila, San Francisco con un Pulpo gigante y Washington con una oleada de Ovnis.

Aburrido de tanto destruir ciudades y de grandes criaturas malignas, comenzó a desarrollar películas de aventuras, que nos llevaban a misteriosos y peligrosos lugares, ya sea de la mano de Simbad y su séptimo viaje (1958), Gulliver y sus tres mundos (1960) o Jason y su enfrentamiento a los Argonautas (1963) es este periodo el que lo consagra. Y durante casi cuatro décadas animó un centenar de criaturas que dieron vida a cosas jamás vistas por el mundo. Desde Hydras, cíclopes, esqueletos espadachines como una gran cantidad de dinosaurios.

Es asombroso el ver con el paso del tiempo la creación y la meticulosa aplicación de técnicas de grabación que llevaba más allá la cinematografía. La cantidad de tomas y sobretomas cuadro a cuadro para hacer aparecer una criatura de stop motion es asombroso. Uno siempre cree que Sellik con su Stop-Motion en Nightmare Before Christmas ha pagado alguna especie de pacto con algún demonio al crear su fantástico filme, pero no es nada comparado con lo que Harryhausen realizó. El trabajo de crear, coordinar y tomar cuadro a cuadro esa gran cantidad de escenas de aventuras es digno de volver loco a cualquier persona, pero nunca fue así, siempre fue más allá. Harryhausen película tras película generó y se auto inflinge nuevos desafíos, saliendo adelante siempre de la misma forma que un mago constantemente ejecuta trucos y técnicas que brindan un “Ooohhhh!” sincero a la multitud de observadores.

20141410-harryhausen-02

Me gustó mucho el escuchar a Harryhausen comentar que sus filmes son fantasías llevadas al cine, que hay una intención clara de evitar la realidad y presentar imagenes imposibles sólo por el gusto de disfrutar un sueño, un viaje por algo imposible con la imperfección que eso conlleva obligando a dar un paso ás atrás de la realidad. Todo esto, hoy por hoy mirando atrás, creo que es lo que hace que desde joven haya alucinado tanto con películas como Braindead de Peter Jackson o Evil Dead de Sam Raimi, ambos proyectos íconos del cine gore de los 90s y que utilizan muchas escenas de stop motion CLARAMENTE influenciados por Harryhausen y donde independiente de las limitaciones de presupuesto, se fomenta un viaje por el gusto de la aventura y la voluntad del espectador de ser sorprendido.

En mayo del 2013, Harryhausen muere, pero sin dejar su legado protegido en manos de su hija y una gran cantidad de entusiastas – dentro de los que se destacan Peter Jackson – en la forma de “The Ray and Diana Harryhausen Foundation”, creada en los 80s en pro de la perduración de su legado como también un lugar donde se apoye y fomente la técnica del stop motion. Qué mejor santuario y legado para proteger e inspirar a los cineastas del futuro.

20141410-harryhausen-01

Mistaken for Strangers

Después que descubrí el “Boxer” de The National, me quedé ultra pegado un par de días y con el tiempo he asumido que es una de mis bandas favoritas de la vida, High Violet es un disco que me ha acompañado en infinitos momentos buenos y malos y el Trouble Will Find Me del 2013 lo considero un gran highlight en el soundtrack de mi vida. Al mundo algo parecido le ha pasado, y a pesar que la banda de Ohio se formó en 1999, hace un par de años que se estrelló con el universo y se consolidó como uno de los grandes elevando a Matt Berninger – su vocalista – a niveles de gran cantante y rockstar.

Por lo mismo y de súper mega fan, cuando me enteré que existía un “documental de The National” a estrenarse el 2013 me motivé demasiado, y al poco investigar entendí que era ni más ni menos el hermano, Tom Berninger el director en base a una gira del High Violet, looking good!. Me empeciné en buscar la forma de verla. La busqué en Internet por medios lícitos e ilícitos, contacté por twitter al re buena onda de @tomberninger (que hasta se paletó con un #FF a @felipeaguilera de puro buena onda) pero nada. No tenía como ver el documental, no estaba disponible y sólo era una pieza que se paseaba por USA y alguno que otro festival de cine… incluyendo Sundance donde fue súper aclamada… y uno acá.. aún pagando :(.

Como en la vida, no todo es malo. La semana pasada me enteré de la nada que el festival In-Edit Nescafé proyectaría Mistaken for Strangers entre otra amplia selección de películas, y como eran sólo dos funciones, raudo fui a la primera para no correr el riesgo de quedarme sin entradas para el viernes… tengo claro que no soy el único fan de The National en Chile…

El resultado después de un poco más de 90 minutos de exposición del film es absoluta y reconfirmadísimamente recomendable. El conocer la aventura autodocumentada de Tom – quién considera el sonido de la banda de su hermano como una mierda pretensiosa – pasa de hilarante a conmovedora.

La intención de Tom de apoyar a su hermano grabando su gira y realizando un reporte en primera persona de la vida del grupo es bien intencionada, pero burda y poco preparada. Desde el comienzo se genera una imagen de su persona muy graciosa al borde de lo patético, las preguntas improvisadas a la banda del tipo  ” cómo se ven tocando juntos en 50 años ? cuando tocas en el escenario llevas tu billetera ? que tan rápido puedes tocar la guitarra ? ” sumado a sus desempeño frente a las labores de roadie convierten rápidamente en lo que es un supuesto documental de los gran The National en una autobiografía del buena onda de Tom. Quién se refleja como torpe, poco claro e inmaduro… un bicho raro subvencionado por su hermano mayor y el que al poco tiempo confirma que no es el hombre apropiado para el trabajo, lo que provoca incluso su retirada abrupta de la gira.

Poco a poco, el proyecto del film y su desarrollo es lo que se convierte en protagonista. Es finalmente Tom, el hombre detrás de la cámara  y sin un guión claro es quién evoluciona y enfrenta el mayor conflicto emocional del film. Las dificultades para enfrentar el éxito de su hermano, el vivir bajo su sombra y la inquietud de querer buscar su propio camino es el desafío más fuerte, el que se ve simboizado en concreto con la finalización de su proyecto. Es un gusto el ver llegar a niveles muy emocionantes todo este viaje, en donde la exquisita relación entre los dos hermanos que se apoyan, acompañan y quieren sin caer en la condescendencia provocan una película memorable e inesperadamente sincera.

Después del cierre y el fin del film, es imposible no cuestionar si es todo intencionado, si Tom creó todo esto para comunicar su punto de vista frente a la gran banda de Ohio, las cámaras en tercera persona, y las perfectas escenas finales me hacen dudar que todo sea un accidente, pero en ningún caso se deja de sentir lo refrescante y puro del testimonio.

Trailer

Q&A con el Director en algún festival

 

20121212-mistakenforstrangers-trailpics

Things the Grandchildren Should Know

Llevo años siendo un fan de Eels, el proyecto musical de Mark Oliver Everett, más conocido como “E” , su música siempre ha sido un buen acompañante y cada vez que escucho sus ya más de cinco discos, siempre se paseo entre “the good ol’ rock” a una melancolía e introspección que me agrada muchísimo.

El otro día, al juntarme con mi amigo Rodrigo, comentábamos de lo difícil que era hoy en día llevar a fin una lectura de un libro, pero que el proceso valía totalmente la pena, y en un par de segundos me dijo “de hecho, ahora estoy embalado con este libro… ” y me mostró “Things the grandchildren should know…” del mísmisimo Mr.E escrito en el 2008, yo – fan de cartón – no tenía idea que uno de mis músicos favoritos había lanzado una pseudo biografía. Así que ipso facto pasó a mi to do list el conseguirlo y leerlo asap. Horas después, llegando al hogar, hice trampa y lo conseguí además en audiobook, por que hace tiempo que tenía ganas de ver si este proceso era tan smoothly como pensaba… lo es, pero eso es tema de otra convesa. Siempre es agradale ver cómo los libros a veces a uno lo encuentran sin querer… eso siempre es refrescante para el espíritu.

El libro nos cuenta – obviamente – la vida de Mark, y cómo sin plan alguno, acompañado por su música logra desenvolver su vida, rodeada de muerte, rock, soledad y pérdida. Con suavizante claridad y un montón de genial ironía nos cuenta en primera persona la experiencia de subsistir la el encontrar a su padre – el renombrado Hugh Everett III , quién creo sin más ni menos la teoría de los universos paralelos – tendido muerto a temprana edad , la experiencia de que su hermana, su fan número uno tras múltiples intentos haya logrado acabar con su vida, el cáncer de su madre, un mar de malas relaciones.

Por otro lado, es muy interesante el conocer cómo sin nada, y casi como forma de escape de su universo de adolescente se embarca a Los Angeles para tocar música, buscar su camino y tener la experiencia del volátil mundo de las disqueras y acuerdos. Es agradable de leer a un personaje como Mr.E , que sólo quiere tocar música se ve envuelto en acuerdos, quiebres y éxitos casi sin querer, con el sólo afán de tocar la música que quiere contar al mundo.

Tal como en su música, E con este libro me confirma que es un gran storyteller, inspirador y me genera una empatía enorme como para no recomendar este libro a quién se cruce por estos lados…

Algunos quotes  : 

“Life is so full of unpredictable beauty and strange surprises. Sometimes that beauty is too much for me to handle. Do you know that feeling? When something is just too beautiful? When someone says something or writes something or plays something that moves you to the point of tears, maybe even changes you.”

“Maybe I don’t like people as much as the rest of the world seems to. Seems like the human race is in love with itself. What kind of ego do you have to have to think that you were created in God’s image? I mean, to invent the idea that God must be like us. Please. As Stanley Kubrick once pointed out, the discovery of more intelligent life somewhere other than Earth would be catastrophic to man, simply because we would no longer be able to think of ourselves as the centre of the universe. I guess I’m slowly becoming one of those crusty old cranks that thinks animals are better than people. But, occasionally, people will pleasantly surprise me and I’ll fall in love with one of them, so go figure.”

Este es el video – freak – promocional del libro.

20131116-thingsgrandchildrenshouldknow-01