Creed

Hace un tiempo atrás, cuando empecé a leer que Creed no era una secuela cualquiera de una franquicia gastada y repetida, tomé mi pascualina y anoté en un rincón. “Ver Creed”.  Hartas semanas después – por que se demoró ene en llegar – partí a verla. Dos horas después quedé más que satisfecho, la espera valió la pena y terminé con una mayor esperanza en el futuro del cine universal.

Qué pedazo de película es Creed. La historia, lo típico pero con un vuelco un poco más entretenido. El hijo no reconocido de Creed quiere brillar por mérito propio en el mundo del boxeo, por lo que acude a Rocky, la leyenda ya retirada para que lo ayude. Hasta ahí, lo mismo que Rocky V, que es nefasta y horrible. El tema es que aquí, no entra la tontera de que la fama, la industria ni nada. Esta película se mueve solo por el honor, el peso del pasado, la búsqueda personal y por sobretodo el cómo enfrentar paso a paso lo que venga. Un lema simple pero más que bien llevado. Los tres personajes principales, Rocky, Adonis Creed Johnson y su pareja Bianca a pesar de ser simples y con motivaciones bien sencillas, están muy bien tratados y dejan de lado la sensación de estereotipos idiotas.

Esta película se mueve por un tema de superación y garra, que deja de lado y casi como un complemento los rivales a vencer y cuáles son sus rollos. “Creed” sorprendentemente tiene muchos guiños pequeños a la saga que tanto me gusta y disfruté en el pasado, pero sin caer en lo melodramático y latero, más bien aterrizar todo lo fantástico que uno vió en el pasado y traerlo a los tiempos modernos, y también al cine moderno, las tomas y el seguimiento de las peleas es más cercano, intenso. Todo el trabajo de cámara te involucra mucho más tanto en la acción como en los conflictos de los personajes. Encontramos en Rocky a una persona cansada, con mucha sabiduría pero también desolado y sin esperanza en el futuro. Una faceta que es inteligente y hace que nuestro héroe de los 80s sea aún más querible y cercano.

creed2

Sin caer en spoilers innecesarios, me gustó mucho Creed. Y a pesar que Stallone se ha llevado muchas críticas positivas, nominaciones y premios incluso por interpretar a su querido “mejor amigo” como le llama, el gran mérito de lo fabuloso que llegó a ser esta película es en gran parte de Ryan Coogler. el director y escritor de esta refrescante nueva “Rocky” que rescata del pasado el romanticismo por el boxeo, la acción, Filadelfia y las historias sencillas de superación.

Como bonus. Ojo que Coogler es el director de Black Panther, una de las próximas entregas del Marvel Cinematic Universe. Desde ya la dejé anotada en otra hoja de mi pasculina para el futuro :P 

Leave a Reply