Birdman

Nunca he sido fan de Iñarritú, y aunque disfruté mucho Amores Perros en su momento, no ha sido suficiente para “seguir su obra”. Con “Birdman” lanzada el a fines del año pasado, me pasó distinto, por que era una historia distinta y que algo tenía que ver con un alter-ego heroico, pero no necesariamente otra película de super héroes como las que están estrenando cada dos semanas en todos los cines, así que la anoté en mi lista de pendientes.

Después de cumplir ese “to do”, me quedo con la sensación que la película es una sorpresa y algo muy distinto a lo que me esperaba, lo que no es necesariamente algo malo, de hecho superó mis espectativas y confirmó las buenas críticas que le llovían, sobretodo a las actuaciones.

La historia va sobre el estreno de una obra de teatro protagnizada por Riggan (Michael Keaton) un actor cincuentero que antaño personificó en el cine al superhéroe a “Birdman”. Su objetivo es junto con su equipo redimirse y volver a estar vigente en el universo, que lamentablemente está bastante fuera de ser parte de él. Este emprendimiento se ve complementado y complicado por el aporte de los actores, familiares y participantes del proyecto , entre los que se destaca el petulante Mike (Edward Norton), la hija / asistente de Riggan (Emma Stone) y el productor de la obra (Gafianakis) quienes reflejan un realismo que hace que el film sea crudo y decadente, pero al mismo tiempo un buen reflejo de “como son las cosas”.

Con un manejo de cámara que no nos suelta en todo el film y nos lleva de un lado a otro, Iñarritú nos entrega un mundo en donde pasamos del sobre realismo a la desviación y fantasía que es cimentada por el constante manejo que tiene “Birdman ” – una especie de voz de la conciencia – sobre el protagonista, y es quién empuja y levanta la película hacia adelante.

Como bonus, hay frases memorables de la industria del cine, lo triste que puede ser Broadway y lo complejo de ser “algo o alguien” hoy en día.

Riggan: It’s important to me! Alright? Maybe not to you, or your cynical friends whose only ambition is to go viral. But to me… To me… this is – God. This is my career, this is my chance to do some work that actually means something.

Sam: Means something to who? You had a career before the third comic book movie, before people began to forget who was inside the bird costume. You’re doing a play based on a book that was written 60 years ago, for a thousand rich old white people whose only real concern is gonna be where they go to have their cake and coffee when it’s over. And let’s face it, Dad, it’s not for the sake of art. It’s because you want to feel relevant again. Well, there’s a whole world out there where people fight to be relevant every day. And you act like it doesn’t even exist! Things are happening in a place that you willfully ignore, a place that has already forgotten you. I mean, who are you? You hate bloggers. You make fun of Twitter. You don’t even have a Facebook page. You’re the one who doesn’t exist. You’re doing this because you’re scared to death, like the rest of us, that you don’t matter. And you know what? You’re right. You don’t. It’s not important. You’re not important. Get used to it.

birdman_ver3_xlg
birdman_xxlg

IMDB

One thought on “Birdman”

  1. Acá hay varias acotaciones que hacer. Primero se aplauden los cojones al tratar de armar una película “imitando” un plano secuencia (superó al Arca Rusa de Sokurov) Es más, es un plano secuencia dentro de otros planos secuencia, por lo tanto, lo es visualmente, pero no técnicamente. Y es ahí donde se nota la relación director actor. Keaton reaparece entre cortes desde la neutralidad misma que brinda el personaje, desde un ego tenso e intermedio, pero que desea emerger. Conseguir ese nivel de tensión, es tremendamente difícil, y como bien explicaste, no te suelta.
    Ahora , me gustó mucho ese toque quijotesco, que desafía y desbarranca y descubre que ese término que usan los amantes del cine con filtro blockbuster “la experiencia”, queda en un ingenioso e invalido invento. (una palabra que no se aplica a visionar cine, a menos que se fuese a estudiar o tomar apuntes en una película para aplicarlo en la vida cotidiana). Apela sin caer en la densa pasta de la semiótica, si no más bien deja al descubierto transparentemente y sin códigos extraños, que cualquiera puede caer en estados de ensoñación, los sueños intermedios que se dan cuando se pasa de la realidad al éxtasis. Lo hace visible. Muchas personas se pasan rollos cuando están enojados o cuando escuchan sus temas favoritos, hacen como que tocan la guitarra o la batería en el aire hace que se despliegue un escenario, o mueven un pie y su cuerpo por ejemplo.
    Simplemente es una película genial, tampoco es un “ejercicio” (otra palabra que no existe) es hiperrealismo en su flor y nata.

Leave a Reply