Pacific Rim

Esta semana , un poco atrasado del estreno – por que ilusamente quería ir a ver la versión “4D” – fui a ver en 3D la película de robots gigantescos que Guillermo del Toro preparó durante los últimos dos años, la primera entrega después de dirigir Hellboy II : The Golden Army el 2008.

El concepto general de Pacific Rim es bien sencillo, por muchos años en el mundo existieron bajo el océano criaturas gigantescas invasoras que “devoran planetas” más conocidas como “Kaiju”. Estas especies de dinosaurios alien gigantescos poco a poco han comenzado a salir a la superficie poniendo en jaque todo lo bueno y hermoso que nuestra humanidad ha realizado. Como contraparte, la humanidad ha dejado de lado sus diferencias y generado gigantescos robots denominados “Jaegers”, los que son el reflejo de todo lo avanzado de la tecnología moderna. Como buen robot gigante que se precie, este necesita pilotos, en este caso, un par de ellos para poder soportar toda la sobrecarga de esfuerzo neuronal para entregar direcciones y acciones a las moles de metal, lo que se genera de mejor o peor manera dependiendo del lazo y relación entre ambos.

Poco a poco gracias a los Jaegers el mundo se mantuvo a salvo, pero los últimos años la falta de financiamiento y el crecimiento de la intensidad como tamaño de los Kaijus, provocan que todo se esté yendo poco a poco al carajo…

Con este pequeña introducción es donde comenzamos la película y posterior a eso se da pie a un festín visual para cualquier entusiasta del género o los efectos especiales. Guillermo del Toro hace tiempo se ha especializado en la creación de criaturas visualmente impresionantes, y en Hellboy 2 hace un guiño a grandes bestias que destruyen la ciudad de Brooklyn. En Pacific Rim esta tendencia destructiva es reinventada, perfeccionada y amplificada además de ser complementada por el genial concepto de mechas de batalla convirtiendo la pelicula en un homenaje y reconocimiento para cualquier fanático del anime de mechas.

Las batallas se ven y se sienten fuertes y pesadas. Las toneladas de metal por sobre los cuerpos de los gigantescos reptiloides se dejan caer con violencia y un nivel de control tosco que genera esa capacidad de que todo sea masivo, enorme y poderoso.

Lamentablemente, la serie de escenas de acción son non-stop son matizadas por pausas e interrupciones que van desenrollando un guión extremadamente cliché, hiper “pro-america” y bastante débil. Las actuaciones de los protagonistas son default y sin ningún brillo, su “conflicto” del nexo y focus de sus sentidos son poco creíbles y sonsos al punto de molestar. Creo que sólo rescato y por que son buenos actores y me caen bien es a Idris Elba ( un general a cargo con toda la parada de bad mofo ), Charlie Day que interpreta un científico que está en una cruzada de sacar el rollo a todo este problema y los guiños de Ron Pearlman que interpreta el personaje de un pimp mastah trader de organismos “Kaiju”.



Como conclusión, debo rescatar completamente que en cuanto a diseño y efectos visuales es impresionante. pero lamentablemente el guión es demasiado débil, cliché y ultra predecible. Dista mucho de ser una película memorable y a pesar que no es para crucificar a Del Toro, si aplica para valorar más lo que logró con Hellboy y por supuesto Pan’s Labyrinth.

En todo caso debido al relativamente alto éxito de la película, ya fue anunciada una secuela, por lo que a esperar que en esa ocasión aproveche de armar un universo más armado y complejo para redimir y generar UNA GRAN SAGA de robots que le hacía falta hace rato a la “pantalla grande”. Nos lo merecemos y no me imagino a otro que Del Toro para hacerlo…

[divider] [/divider]

imdb : http://www.imdb.com/title/tt1663662/